lunes, 20 de octubre de 2008

¡Por poco no te han pillado!


¡Ayyy! que suerte tuvo Ramón Serrano Suñer, que murió en el año 2003 placidamente en su cama. Por unos pocos años no te ha pillado el juez Garzón para que pagaras por los hechos que realizaste junto con tus amigos allá por el año 1936 y siguietes. Tú que te codeabas con Hitler y Mussolini, tú que te acercaste demasiado a las teorías fanáticas del fascismo para imponerlas a sangre y fuego en España, tú que convertiste en apátridas a miles de españoles que exterminaron en los campos de concentración alemanes, y tú que desapareciste de la escena política cuando tus amigos perdieron la guerra, tal y como hacen las ratas cuando los barcos se hunden. ¡Que suerte que has tenido Cuñadísimo!

Que honor para la Ciudad de Cartagena que no aceptaras su título de hijo predilecto (decías que era una Ciudad Roja) y que vergüenza para nuestro Ayuntamiento que aún no te haya retirado ese título que tanto deshonor creías que te daba.

Cuantas cosas quedan por arreglar en este país, cuantas familias y ciudadanos marcasteis y destrozasteis para el resto de sus vidas. Y que repugnancia me da que haya gente que se ofenda por querer poner las cosas de una vez en su sitio.

No hay comentarios: